Recomendaciones para las visitas domiciliarias del SAT

 

libros-contables

Las visita domiciliaria fiscal por parte del Servicio de Administración Tributaria (SAT) es un procedimiento en el cual se pretende verificar si una empresa o persona física ha cumplido con el pago correcto de impuestos y obligaciones.

También se puede comprobar el correcto cumplimiento de la emisión de Comprobantes Fiscales Digitales por Internet (CFDI) o de obligaciones en el ámbito aduanero.

En estas visitas pueden revisar papeles, libros y documentos, pero no tienen derecho a llevarse nada. De hecho, tampoco pueden sustraer bienes ni detener a nadie. En caso de que así sea, lo mejor es que llamen a su abogado o a la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon).

Debes ser informado de tus derechos y obligaciones al inicio de la comprobación; deben también entregarte la Carta de Derechos del Contribuyente Auditado y una Acta de inicio de visita, que contenga la razón por la que se te realiza la visita, además de el o los domicilios a revisar.

Mientras se efectúa la visita se debe registrar todo lo que ocurra durante la auditoría en un “Acta Circunstanciada” por el visitador y deben entregar una copia a quien le realicen la visita.

¿Cuáles son tus derechos al momento de la visita domiciliaria? 

  • Corregir tu situación fiscal en las distintas contribuciones presentando la declaración normal o la complementaria. Puede ser al inicio de la vista o antes de que se te notifique la resolución.
  • Dar por concluida la visita domiciliaria o la revisión cuando a juicio de la autoridad se determine que se han corregido todas las obligaciones siempre que hayan transcurrido al menos tres meses a partir del inicio de la visita o revisión. Esto se te dará a conocer mediante un oficio.
  • Cuando corrijas tu situación fiscal después de que concluya la visita o revisión y las autoridades verifiquen que has cumplido con todas las obligaciones se te informe con un oficio dentro del mes siguiente a partir de que la autoridad haya recibido tu declaración de corrección fiscal.
  • Cuando no corriges totalmente tu situación fiscal, la autoridad emite una resolución en la que determina las contribuciones omitidas.
  • Si te hacen una auditoría (visita domiciliaria) o una revisión en tu contabilidad y pagas los adeudos después del inicio de visita o revisión pero antes de que se te notifique el acta final o el oficio de observaciones, la multa que te impondrán es de 20% de las contribuciones omitidas.
  • Si pagas después de que se te notifique el acta final o el oficio de observaciones, pero antes de la notificación de la liquidación, pagas una multa de 30% de las contribuciones omitidas.
  • Puedes pagar a plazos, hasta en 36 parcialidades o de manera diferida sin exceder de 12 meses, las contribuciones o adeudos fiscales que se te determinen siempre que garantices el interés fiscal.
  • Las autoridades fiscales tienen un plazo máximo de seis meses para determinar las contribuciones omitidas cuando realicen visitas domiciliarias o revisiones fiscales.
  • Si no lo hacen en dicho lapso se entenderá que no existe crédito fiscal a cargo del contribuyente por los hechos, contribuciones y periodos revisados.
  • Cuando la autoridad determine contribuciones omitidas no puede volver a determinar cantidades adicionales con base en los mismos hechos. Podrá hacerlo sólo cuando se conozcan hechos diferentes. En este caso se emitirá una orden expresando los motivos de los nuevos conceptos a revisar.
  • Puedes solicitar ante la Prodecon la adopción de un acuerdo conclusivo a partir de que se te notifique la visita domiciliaria, la solicitud de documentos o la resolución provisional, según el tipo de acto de comprobación que ejerza la autoridad y hasta antes de que te sea notificada la resolución definitiva que determine, en su caso, las contribuciones omitidas.

Fuente: El Financiero y SAT

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *